Sep 02, 2014

VISIT ELLAINSTITUTE.COM

Criando a mi hijo para que sea un caballero

Share this:

¡Es un niño!… anunció el doctor de manera entusiasta, mientras miraba a la pantalla de la sonografía.

Me sentí con ganas de llorar.

Fui inmediatamente sobrecogida por un sentimiento profundo de responsabilidad que no había sentido antes con mi primer retoño: una niña.

¿Cómo me puedo asegurar que crio un buen hombre? Me pregunté a mi misma.

Los hombres en mi vida

Yo crecí con tantos hombres interesantes alrededor mío. Desde una edad temprana, fui expuesta a hombres en mi familia que eran infieles, coqueteaban, mentían y le faltaban el respeto a las mujeres. Y entonces, estaban los vecinos que abusaban a sus esposas verbal y físicamente en sus apartamentos. Muchas veces yo los escuchaba discutiendo y gritando.  Incluso mi abuelo, que era un hombre dulce y trabajador, tuvo 13 hijos entre 9 mujeres distintas.

Una nueva perspectiva en la universidad

Fue sólo cuando comencé a leer libros como Un Cuarto Propio (A Room of One’s Own), en la facultad, que yo comencé a entender el impacto de la sociedad, socialización y cultura sobre los roles de género y las expectativas.

Las clases en Psicología del Desarrollo, Cultura y Roles de Género me proporcionaron nuevas perspectivas de los hombres. A través de los años, yo comencé a apreciar completamente que los hombres con los que yo crecí fueron víctimas de roles sociales que se esperaba que ellos llenaran.

La verdad es que los hombres nacen llenos de sensibilidad, amor y amabilidad. Como padres, tenemos la oportunidad de cultivar todas esas cualidades, mientras promovemos un sentido saludable de hombría.

Yo sabía que si tenía un niño, yo querría que se convirtiera en un caballero, exactamente eso: un hombre gentil. Pero la idea de figurar cómo yo podría lograr eso me abrumaba mucho al principio.

Esto es lo que he hecho:

1.  La primera cosa que hice fue despojarme de toda la rabia y el resentimiento hacia los hombres a los que le había perdido el respeto en mi vida. Estar consciente de estos sentimientos es clave si quieres amar a tu hijo desde un lugar limpio. Así que leí mucho acerca de cómo los varones se socializan para ser fuertes, poderosos y emocionalmente cerrados. Comencé a ganar compasión por el niño dentro de cada hombre adulto que me había decepcionado.

2.  Yo abrazo todas las cualidades que mi hijo tiene, especialmente esas que son diferentes de las de sus hermanas. Yo honro quién y cómo él es, y soy muy consciente de lo que yo podría inconscientemente esperar de él porque es un varón.

3.  Yo lo estimulo a que sea respetuoso con otras niñas y mujeres, especialmente que sea respetuoso conmigo y sus hermanas.

4.  Yo sirvo de modelo para él sobre cuán fuertes, inteligentes y talentosas son las mujeres, y he cultivado un sentido fuerte de admiración para las mujeres en general.

5.  Yo abrazo, tomo de la mano y beso a mi niño todo el tiempo. Todos los días.

6.  En casa, él está a cargo de lavar la ropa y organizar la sala. Y él también ayuda con sus hermanos menores tanto como su hermana mayor. No tenemos diferencias de género cuando se trata de limpiar, atender a los pequeños y cuidar a los demás.

7.  Me aseguro de que él entiende los retos que nosotras, las mujeres, tenemos como madres, proveedoras de cuidado y mujeres de carrera/que trabajan. Algunas veces él verifica cómo estoy y me pregunta: “Mami, ¿cómo fue tu día? ¿Estás cansada? ”

8.  Yo paso tiempo con él solo. Vamos juntos a almorzar y a jugar boliche. En el verano, nos sentamos afuera en la terraza; sólo él y yo. El otro día, vino donde mí y me preguntó: “Mami, ¿crees que tú y yo podemos tener una cita de madre a hijo…podemos ir a ese restaurante japonés que vamos…?” Y así lo hicimos.

9.  Más importante que eso, le he enseñado a sentirse muy cómodo compartiendo conmigo cómo se siente. Siempre he validado sus sentimientos (miedo, dolor, emoción), y nunca he juzgado o etiquetado sus emociones.

10.  Yo le digo, una y otra vez, qué caballero él es.

La semana pasada, durante una conferencia de padres y maestros, tres de sus maestros comentaron cuán “respetuoso” él es con sus profesores y sus compañeros. Uno de ellos, en particular, dijo “su sentido del respeto no es debido a expectativas… viene de un lugar auténtico…”

Yo sonreí, casi lloré. Me sentí tan feliz por él, y tan orgullosa.

Angélica

 

 

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!
Angélica Pérez-Litwin

Angélica Pérez-Litwin

Dr. Perez-Litwin is the Founder & CEO of ELLA Leadership Institute, a multi-platform professional development organization designed to advance the careers and leadership of women. She's the creative force behind the LATINAS THINK BIG™ national tour, sponsored and live-streamed by Google.

More Articles

Related Stories:

Comments

  1. ¡Me encantó! Estoy tratando de enseñarle a mi hijo de 3 años a ser un caballero y tu lista es muy útil. ¡Gracias! ;)

    • Angélica Pérez-Litwin Angélica Pérez-Litwin says:

      HOla Denisse! Que honor el saber que una madre tan ejemplar como tu haya disfrutado de este articulo! Abrazos!

As seen on The Huffington Post, Latina, Glamour, iVillage and many more!
SEO Powered By SEOPressor